Els impactes del monocultiu de palma africana

En 2012, Laura Villadiego desde Camboya, y Nazaret Castro desde Brasil unen sus fuerzas, ilusiones y capacidad periodística para comenzar a divulgar sus investigaciones en un blog que denominan “Carro de Combate”. En 2013 publican “Amarga dulzura”, una historia sobre el origen del azúcar, que pretende denunciar las injusticias que se viven cada día en una cadena de producción que aún está ligada a condiciones de esclavitud, desahucios y abusos, pero también las alternativas, los esfuerzos de muchos por mejorar el sector y los avances de la industria en las últimas décadas. Con la colaboración entonces de Laura Villadiego y Maria Rubiños publican ‘Carro de Combate. Consumir es un acto político’.

Este colectivo de mujeres dedicadas al periodismo independiente investiga el origen de alguno de los productos que consumimos a diario para ofrecer la información que nos ayude a consumir críticamente, sabiendo que empresas y que políticas empresariales hay detrás de esos productos. Los informes que elaboran desde Carro de Combate son pequeños documentos, de unas cuatro páginas, en los que analizan a fondo un sector.

En 2015 “Carro de Combate” decide iniciar un ambicioso proyecto para investigar los impactos que provoca el monocultivo de palma africana en Asia, América Latina y África, y los efectos sobre la salud de su creciente uso en la industria alimentaria. La investigación les ha llevado a Malasia, Indonesia, Tailandia, Camerún Colombia, Perú, Ecuador y Guatemala, gracias a los 281 colaboradores que participaron en el crowdfunding que lanzaron en septiembre de 2015 y a las colaboraciones de organizaciones que como Entrepueblos vimos desde un primer momento la importancia de apoyar dicha investigación.

Poco o nada se sabía hasta hace bien poco de este aceite, salvo en los países donde desde hace décadas vienen sufriendo su imparable implantación, pero el aceite de palma es un producto omnipresente en nuestro día a día. Está en productos alimentados procesados – desde galletas, a cereales o pizzas – pero también en cosméticos, jabones o incluso velas.

Entrepueblos aportó una financiación extra para que Carro de Combate pudiera investigar en Ecuador y Guatemala, mientras que Amigos de la Tierra hizo lo propio para extender la investigación a la compleja cuestión de los mercados financieros. Un tercer socio ha sido La Marea, en cuya revista en papel han publicado ya algunos de estos textos.

Os presentamos por gentileza de nuestras amigas de Carro de Combate sus investigaciones y os animamos a subiros a su “carro”, que es también el nuestro.

Centreamèrica: Sobreviure al desenvolupament

El balance de tres décadas de cooperación internacional al desarrollo que hemos conocido en Centroamérica nos deja un saldo que podríamos resumir esquemáticamente como: éxito del “desarrollo”, pinchazo de la “cooperación”.

El discurso de las políticas de cooperación al desarrollo planteaba expectativas de generalización del modelo económico y de bienestar de los países “desarrollados”. Este discurso obviaba que la tendencia natural del desarrollo realmente existente es la de una evolución desigual en el marco de unas relaciones desiguales. Su “progreso” ha sido el de la concentración de la riqueza, la financiarización, la deslocalización, la especialización territorial y la acumulación por desposesión. Con el avance de todas estas tendencias, el desarrollo realmente existente (no el del imaginario de la cooperación) sí está logrando sus objetivos.

La evolución

Haciendo un brevísimo recorrido por estas tres décadas, podríamos distinguir tres fases:

Una primera época marcada por los conflictos armados y todavía en un mundo dividido en dos grandes bloques. En esta época prevalecía el discurso de los derechos humanos y los esfuerzos se volcaron en las transiciones hacia regímenes “homologables” y la estabilidad, incluyendo apoyos importantes a la sociedad civil para presionar hacia los procesos de paz.

Luego vino el despliegue de la agenda neoliberal, culminada con los tratados de libre comercio. Durante esta época la cooperación al desarrollo acuñó toda una batería de conceptos como Desarrollo Humano, Desarrollo Sostenible, Género en el Desarrollo, Objetivos del Milenio, etc., como contrapeso, para ir más allá del crecimiento económico como vara de medir el desarrollo. En todo ello, junto a la retórica paliativa del sistema de Naciones Unidas, también encontraríamos discursos y prácticas con recorridos rescatables. El problema es que, en el mejor de los casos, quedaron fundamentalmente para el  consumo interno en el ecosistema de la cooperación, mientras la “realidad real” iba por los caminos del Consenso de Washington.

En la tercera fase, en la que nos encontramos, apenas queda rastro ni siquiera de los paliativos. Se trata de pisar el acelerador de una cooperación con la inversión empresarial en el centro, es decir, el desarrollo en su expresión más cruda. Para no alargarnos basta con una imagen: el pasado 8 de marzo, mientras Guatemala y el mundo se despertaban con el horror de las 40 niñas dejadas morir en el incendio de un orfanato de la capital, mientras llovían comunicados de solidaridad y exigiendo justicia, al Foro de ONG Internacionales en Guatemala llegaba otro comunicado, de la Cámara de Comercio española en el país, en el que se lamentaba la “desprotección” de sus inversiones en proyectos extractivistas como las hidroeléctricas de ACS en el río Cahabón, ante las demandas de protección el territorio kekchí[1]. La Corte de Constitucionalidad acaba de darles luz verde. La diplomacia y la cooperación oficial europeas de hoy son mucho más proactivas con los “derechos” del ciudadano Florentino Pérez y sus co-accionistas. El Género en el Desarrollo ya hace tiempo que cayó en desgracia, los recortes hicieron el resto[2]. Las huérfanas no “producen riqueza”…

Carta de parlamentàries europees preocupades pels drets humans a Guatemala

17 parlamentarias y parlamentarios europeos envian una carta al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, a la ministra guatemalteca de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, y al embajador ante la Unión Europea, Jorge Skinner-Klée Arenales para manifestar su preocupación por la situación de los derechos humanos en Guatemala, particularmente en lo que se refiere a la situación de las personas defensoras de derechos humanos.

En ella recuerdan, que en febrero de 2017 el Parlamento Europeo adoptó por unanimidad una resolución que expresaba la preocupación por las  personas defensoras de derechos humanos en Guatemala, y la necesidad de desarrollar una política pública de protección hacia ellas en consonancia con la sentencia de 2014 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, también se instaba a reformar el sistema judicial y avanzar en su compromiso con la lucha contra la impunidad y la corrupción.

 

Llegir més

17 d’abril: Dia Internacional de les Lluites Camperoles

Recordamos un año más, en el Día Internacional de las Luchas Campesinas #17abril, a quienes siguen luchando por el derecho a la Tierra, a los Derechos humanos y a la Soberanía alimentaria.

¡Por tierra y por la vida! ¡Por la defensa de una sociedad libre de capitalismo, racismo y patriarcado! ¡Por el fin de la violación de los DDHH y la impunidad de los crímenes de las transnacionales! ¡Basta de Tratados de Libre Comercio, basta de impunidad!

Nos sumamos al llamado de La Vía Campesina como muestra de solidaridad con todos los pueblos campesinos que llevan con orgullo la responsabilidad de alimentar al mundo.

 

Llegir més

El Salvador: La industria de la minería metálica acecha a un año de su prohibición

Ambientalistas advierten de una nueva campaña de empresas mineras para tratar de convencer sobre la viabilidad de sus actividades en el país. Además, exhorta al Ministerio de Gobernación a revisar las acciones de Minerales Torogoz, subsidiaria de Oceana Gold Corporation, bajo la cual opera la Fundación El Dorado- En Cabañas-, y exigen que éstas sean expulsadas de El Salvador. 

Artículo de Josseline Roca

Fuente: Asociación de radios y programas participativos de El Salvador

Hace un año la actividad minera se prohibió en El Salvador, producto de la lucha de comunidades y organizaciones ambientalistas. La normativa se aprobó en la Asamblea Legislativa el 29 de marzo de 2017, con los votos de todos los partidos políticos, luego de la presión que hizo la iglesia católica y otras instancias. Sin embargo, en el departamento de Cabañas ha continuado operando la Fundación El Dorado, el brazo social de Minerales Torogoz, subsidiaria de la minera transnacional Oceana Gold.

Fotografía tomada de la página de facebook “Minería verde”

Vidalina Morales, de la Asociación para el Desarrollo Económico Social Santa Marta (ADES)-ubicada en Cabañas-, explicó que desde que Oceana Gold compró el proyecto minero a la canadiense Pacific Rim, advirtió que se mantendrían presentes en la zona hasta que les permitieran extraer oro. Y así ha sido, pese a que la empresa perdió una demanda que interpuso contra el Estado, ante un tribunal internacional, y que sus operaciones de explotación minera están prohibidas.

En los últimos días se han encendido aún más las alarmas del movimiento ambientalista, pues a través de redes sociales se están difundiendo mensajes de los supuestos beneficios de la industria minera, mediante cuentas como “Minería Verde”.

Bernardo Belloso, de la Asociación para el Desarrollo de El Salvador (CRIPDES), dice que para las organizaciones está claro que detrás de esta campaña está Minerales Torogoz. Agrega que esta misma estrategia fue utilizada hace once años por las empresas para tratar de convencer a la población de la viabilidad de la minería en el país.

La empresa prepara condiciones para esperar el momento en el que la derecha, liderada por el partido ARENA, asuma un mayor control en la Asamblea Legislativa, tras las pasadas elecciones, para que se le permita explotar el suelo salvadoreño, advierte el representante de CRIPDES.

Por ahora cualquier iniciativa que promueva la exploración y explotación minera podría, incluso, constituirse en un delito, apunta Belloso. El ambientalista, exhorta al Ministerio de Gobernación a revisar el actuar de Minerales Torogoz y su Fundación El Dorado. Además, pide que sean expulsadas de El Salvador.

Las organizaciones han alertado a la población sobre que la empresa minera Oceana Gold, continúa acechando el territorio salvadoreño, a través de su subsidiaria y su fundación. Sostienen que así como la organización social derivó en la prohibición de la minería metálica, ésa será la única vía para detener cualquier intento de revertirla y favorecer a esa industria en detrimento de los bienes naturales y de la salud de la población.

La lideresa Vidalina Morales, considera que actualmente hay más conciencia sobre los graves impactos que traería la minería al país, a diferencia del año 2007, cuando se emprendió una fuerte campaña publicitaria a favor de la extracción de oro. No obstante, insta a no dejarse confundir por los mensajes sobre la supuesta “minería verde”.

El Salvador aún no se recupera de la grave contaminación causada por la minería, afirman organizaciones ambientalistas. Uno de los ejemplos más claros es el del Río San Sebastián, en La Unión, donde el Ministerio de Medio Ambiente encontró cianuro, hierro y otras sustancias, utilizadas en la actividad minera de la empresa multinacional Comerce Group. La empresa abandonó el proyecto y las comunidades vieron morir a su río, a causa de la contaminación.

https://www.arpas.org.sv/

 

Hace un año….

Fuente: Comunicado MOVIAC: El Salvador libre de minería metálica

Como un hecho histórico se marca este 29 de marzo en el calendario de los salvadoreños y salvadoreñas una Ley que prohíbe definitivamente la minería metálica en este territorio. Desde tempranas horas de la mañana líderes y representantes de organizaciones ambientales y sociales se hicieron presente en la Asamblea Legislativa para esperar el dictamen que fue aprobado por 70 diputados y diputadas de las diferentes fracciones políticas. Con mucho entusiamo y beneplácito ha sido calificado este acontecimiento que marca un proceso justicia para varias víctimas que fueron sacrificadas en este proceso.

En un hecho sin precedentes la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó en sesión plenaria una ley que prohíbe la minería metálica, con 70 votos a favor y ninguno en contra. A pesar que en las últimas semanas la empresa minera Oceana Gold impulsó una fuerte campaña para bloquear la inminente aprobación de esta ley, los 70 diputados presentes ratificaron la legislación, y solo faltó el voto de 14 diputados ausentes, un consenso histórico considerando, que los partidos políticos representados en La Asamblea Legislativa, rara vez se ponen de acuerdo.

La aprobación de la ley es producto de un largo proceso de lucha de las organizaciones ambientalistas salvadoreñas y de las comunidades organizadas en el departamento de Cabañas, de hecho durante la discusión previa a la aprobación, el diputado Guillermo Mata recordó a los ambientalistas asesinados por oponerse a la minería, “Esta ley está bañada en sangre, nuestros agradecimientos póstumos a las personas que entregaron su vida en la lucha contra la explotación minera” expresó el diputado Mata.

Por su parte el reconocido ambientalista Ricardo Navarro opinó ante la prensa que con esta decisión se está asegurando la vida de todo un país evitando el ingreso de una industria voraz y altamente contaminante.

La ley tiene por objeto prohibir la minería metálica en el suelo y subsuelo del territorio de la República, la prohibición incluye las actividades de exploración, extracción, explotación y procesamiento ya sea a cielo abierto o subterráneo. También se prohíbe el uso de químicos tóxicos como cianuro, mercurio y otros en cualquier proceso de minería metálica. Además la ley es de orden público lo cual significa que tiene carácter retroactivo, es decir que los permisos o solicitudes que ha otorgado o estudia el Ministerio de Economía para explotación y exploración minera quedan suspendidos.

Con la aprobación de esta ley se ve realizada la exigencia al Parlamento que por casi dos décadas mantuvieron organizaciones ambientalistas como el Movimiento de Víctimas Afectados y Afectadas por el Climático y Corporaciones MOVIAC, que sostuvo una campaña permanente de concientización y denuncia de los graves impactos de la minería metálica. Donde hay minería no hay agricultura, no hay ganadería, no hay turismo, no hay salud, no hay comunidades pacíficas ni libres. Expresa una carta entregada por el MOVIAC a la Asamblea Legislativa el pasado 24 de noviembre, para solicitar una ley que prohibiera definitivamente la minería metálica en el país. Demanda que hoy se ve realizada.

¡POR LA DEFENSA DE LA VIDA Y DEL TERRITORIO!

Movimiento Mesoamericano contra el Modelo extractivo Minero -M4- movimientom4.org

 

 

Un paso importante hacia la prohibición de la minería metálica
Comisión parlamentaria aprobó propuesta de ley que ahora será enviada al plenario para su votación

Por Giorgio Trucchi | LINyM
http://nicaraguaymasespanol.blogspot.com/2017/03/el-salvador-un-paso-importante-hacia-la.html

Este 21 de marzo, legisladores de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático votaron por unanimidad una propuesta de ley que prohíbe la minería metálica en El Salvador. Una decisión que recoge la demanda urgente de amplios sectores de la sociedad salvadoreña.

La propuesta de ley había sido presentada ante la Asamblea Legislativa a inicios de este mes, en el marco de una movilización ciudadana encabezada por monseñor José Luis Escobar Alas, arzobispo de la capital, Andreu Oliva y José María Tojeira, respectivamente rector de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) y director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA (Idhuca), movimientos ambientalistas y antiminas.

Junto a la propuesta de ley, la delegación entregó a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático un legajo con más de 30 mil firmas de salvadoreños y salvadoreñas que están en contra de la minería metálica en el país.

Los 11 artículos aprobados por unanimidad este martes prohíben tanto la minería metálica terrestre, como la marítima y subterránea. Hasta el momento, todas las fuerzas políticas presentes en la Asamblea Legislativa han dicho estar de acuerdo con la aprobación de la ley.

La “bola está en la cancha” de la Asamblea

La bancada del gobernante FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) ha asegurado que los 31 votos de sus diputados y diputadas están listos y que, una vez la Asamblea apruebe la ley, el presidente Salvador Sánchez Cerén la sancionará de inmediato.

Legisladores de GANA (Gran Alianza por la Unidad Nacional) y ARENA (Alianza Republicana Nacionalista) han confirmado la disposición de ambos partidos a garantizar sus votos en el Parlamento.

En un comunicado, el MOVIAC (Movimiento de Víctimas, Afectados y Afectadas por el Cambio Climático y Corporaciones), organización que reúne a grupos comprometidos con la defensa de los bienes comunes[1] y que durante casi dos décadas ha luchado por la prohibición de la minería metálica en el país, exigió a diputados y diputadas “votar por unanimidad a favor de esta importante ley”. Asimismo, solicitó al presidente Sánchez Cerén “sancionarla de forma inmediata”

También alertó a sus bases en todo el país “a estar atentas para movilizarse en apoyo a la culminación de este proceso de lucha”, al tiempo que advirtió a la empresa minera Oceana Gold que estarán vigilantes “ante cualquier maniobra que pretenda bloquear la inminente aprobación de esta ley”.

Transnacionales mineras derrotadas

La compañía canadiense-estadounidense Pacific Rim Mining Corp obtuvo en 2004 la licencia de exploración para el proyecto minero El Dorado, situado en el departamento de Cabañas. También identificó no menos de 25 sitios para la extracción de oro y plata en un total siete departamentos

Según sus planes, la transnacional minera utilizaría en el proyecto El Dorado un promedio de 2 toneladas diaria de cianuro y casi 900 mil litros diarios de agua, es decir la misma cantidad que una familia campesina consuma en casi 20 años. El depósito para colas contaminadas con cianuro y mercurio ocuparía una superficie de 35 hectáreas, con paredes que tienen 30 metros de alto.

En julio de 2009, ante la oleada de protestas y movilizaciones de las comunidades de Cabañas y la decisión del recién electo presidente Mauricio Funes de no otorgar ningún permiso de explotación minera, Pacific Rim decidió ampararse en el capítulo de inversiones del CAFTA-DR (Tratado de Libre Comercio Estados Unidos, América Central y República Dominicana).

A través de una filial en Estados Unidos (PacRim Cayman LLC) demandó al Estado de El Salvador por 77 millones de dólares ante el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones), ente adscrito al Banco Mundial.

Años más tardes, en 2013, Pacific Rim entró en bancarrota y fue vendida a la compañía de capital australiano-coreano Oceana Gold, que arreció la demanda en contra del Estado salvadoreño, solicitando una compensación de 315 millones de dólares en concepto de inversiones realizadas y pérdidas.

Finalmente, en octubre de 2016, El Salvador salió victorioso de la demanda impuesta por Pacific Rim/Oceana Gold. Además de desechar la demanda multimillonaria de la transnacional minera, ordenó a Oceana Gold reintegrar al país centroamericano el 60% de los costos de la defensa, es decir unos 8 millones de dólares.

Minería: desastre ambiental, represión y violencia

El impacto de la minería en El Salvador no es algo nuevo. Según el reportaje de la periodista Gloria Marisela Morán publicado en el portal Contrapunto[2], uno de los lugares más representativos del impacto brutal de la actividad minera es el río San Sebastián, en el departamento de La Unión.

“El drenaje ácido proveniente de la actividad minera realizada en el Cerro de San Sebastián, proyecto que fue dirigido desde 1968 por la multinacional Commerce Group, hizo que las aguas del río se tornaran color marrón y que su olor fuera a moho, la calidad del agua es pésima, según informes oficiales, por lo que no es apta para consumo humano, ni para labores domésticas”, explica Morán.

Aún más dramática la situación ambiental y humana en San Isidro, departamento de Cabañas. En el reportaje publicado[3] por el portal de noticias internacionales Opera Mundi y traducido al español por Alba Sud[4], describía como la oposición comunitaria al proyecto El Dorado fue brutalmente reprimida. Una verdadera cacería humana que dejó un saldo trágico de muertos y heridos.

El 18 de junio de 2009 desapareció Marcelo Rivera, director de la ASIC (Asociación Amigos de San Isidro Cabañas). Su cadáver fue encontrado diez días después en un pozo con señales de tortura. A finales de julio, el sacerdote Luis Quintanilla, locutor de Radio Victoria, uno de los pocos medios que criticaban abiertamente el proyecto minero, sufrió un intento de secuestro y asesinato.

A los pocos días, el 7 de agosto, Ramiro Rivera Gómez, síndico del CAC (Comité Ambiental de Cabañas) y líder del cantón Trinidad, fue víctima de una emboscada al recibir varios disparos por la espalda cuando se dirigía a ordeñar sus vacas. Sobrevivió al ataque sólo para ser emboscado nuevamente y asesinado el 20 diciembre.

A los seis días ocurrió el brutal asesinato de Dora Alicia Sorto, activista del CAC, y del niño de 8 meses que llevaba en su vientre.

El 3 de junio de 2011 desapareció Juan Francisco Durán Ayala, también activista del CAC. Su cuerpo fue hallado 10 días después en una fosa común en San Salvador. Un día ante de su desaparición estaba poniendo pancartas, pegando afiches y entregando volantes en la ciudad de Ilobasco, exigiendo la aprobación de una ley contra la minería metálica y la salida de Pacific Rim de Cabañas.

Pese al temor, las organizaciones que integran la Mesa Nacional Frente a la Minería Metálica[5] se mantuvieron firmes, y no permitieron que el miedo desarticulara su trabajo de resistencia en las comunidades. También se amplió el proceso de alianzas con la adhesión al Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero (M4)[6].

El objetivo sigue siendo la aprobación de una ley que prohíba la minería en El Salvador. El voto por unanimidad en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático es un paso muy importante, pero no definitivo.

Ya es tiempo de quitarse máscaras y disfraces. Ahora la “bola está en la cancha” de la Asamblea Legislativa.

Notas

[1] Asociación Comité Ambiental de Cabañas (CAC), Asociación Intercomunal de Comunidades Unidas para el Desarrollo Económico y Social del Bajo Lempa (ACUDESBAL), CESTA – Amigos de la Tierra, Asociación de Beneficiarios de Agua de la Zona Rural de Tonacatepeque (ABAZORTO), Asociación para el Desarrollo Integral del Bajo Lempa (ADIBAL).
[2] http://www.contrapunto.com.sv/sociedad/ambiente/mineria-el-engano-vestido-de-oro/2909
[3] https://goo.gl/7RcLJ8
[4] https://goo.gl/2dAifa
[5] http://noalamineria.org.sv/
[6] http://movimientom4.org/

Fuente: LINyM

 

Más información:

Ley prohibición minera en El Salvador

Comunicado de la Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador

Con 69 votos Asamblea Legislativa aprueba Ley contra la minería

El Salvador aprueba ley que prohíbe la minería metálica

 

CETA: un gran retrocés pels nostres drets ambientals, socials i laborals

Dimecres 15 de Febrer.

La Campanya No al TTIP, CETA i Tisa lamenta que avui s’hagi ratificat al Parlament Europeu el CETA (Comprehensive Economic and Trade Agreement), l’acord comercial signat per Canadà i la UE el passat 30 d’octubre. Ho han ratificat els vots de conservadors, socialdemòcrates i liberals i han votat en contra l’Esquerra Unitària, els Verds i alguns socialdemòcrates. En total 408 vots a favor, 254 en contra i 33 abstencions.


(Imágenes de la movilización en Strasburgo de hoy 15 de febrero)

“Quan tots els altres arguments fracassen, l’únic que els queda és dir que hi ha valors compartits amb el Canadà o que votar contra un acord com el CETA seria donar suport a Trump – però ja no és tan fàcil enganyar-nos pel que fa al lliure comerç i és una vergonya reduir el debat a arguments tan simplistes” denuncien membres de la Campanya No al TTIP.

Les organitzacions socials, ambientals, sindicats i altres sectors professionals recorden que encara que el CETA hagi estat aprovat a l’eurocambra, és ara el moment dels parlaments estatals de bloquejar el procés de ratificació. No podem permetre que un tractat de comerç i inversions governi i redueixi les nostres normes socials, ambientals o laborals. Ara més que mai és urgent l’organització social per fer front a un model de globalització fracassat que únicament augmenta la desigualtat i accelera el canvi climàtic, degradant encara més les condicions de vida i aplanant en camí a l’extrema dreta.

Els defensors del CETA – incloent el Partit Popular, Ciutadans i el Partit Socialista – han seguit presentant fins a l’últim moment com “un gran acord que millorarà l’intercanvi de béns i serveis entre parts, creant riquesa i facilitant la creació d’ocupació” tot i que la comissió parlamentària d’Ocupació i Assumptes Socials hagi emès una opinió en contra del CETA.

“Aquells que han votat a favor de CETA carreguen una gran responsabilitat històrica a l’esquena – hem de parar la concentració del poder industrial i financer” recorda el vicepresident del grup europeu de l’Esquerra Unitària Patrick Li Hyaric.

En la votació d’avui el que s’ha dirimit al Parlament Europeu és quelcom més que una votació sobre un acord comercial, s’ha votat el model socioeconòmic que pot imperar a Europa a les pròximes dècades, molt en la línia de les polítiques d’austeritat i retallades que estan patint les classes populars des de l’inici de la mal anomenada crisi econòmica.

La Campanya No al TTIP recorda que tot i el resultat de la votació, cap lluita està perduda. L’acord amb el Canadà té un obligat pas pels parlaments estatals i alguns subestatals, la seva tramitació ens pot portar algunes sorpreses. En aquest procés es tenim diferents oportunitats d’aturar-lo definitivament, atès que varis països mostren seriosos dubtes sobre la idoneïtat de la seva implantació i en alguns d’ells ja estan en marxa iniciatives ciutadanes per obligar a aprovar-lo via referèndum.

“Votar pel CETA és comprar gat per llebre” recorda l’eurodiputada Marie Arenas socialista Marie Arenas que seguirá treballant per assolir el vot en contra de la ratificació a Bèlgica.

La campanya NoalTTIP, que ha impulsat des de fa mesos accions i mobilitzacions en contra del CETA es reafirma en el seu posicionament, no només contra aquest tractat sinó també contra altres com el TTIP i el Tisa, manifestant la seva intenció de seguir treballant – davant del silenci dels gran mitjans de comunicació – per informar la població dels impactes que aquests suposen a les nostres vides quotidianes i sobre els nostres drets.